Matisse: Engendrar la vida en las entrañas del color

Por Carlos Sangiovanni
traga-espadas-matisse
Matisse: “Traga espada”

En una de mis visitas a México, y de manera específica al Museo Rufino Tamayo del D.F., tuve la magnífica oportunidad de poder deleitarme contemplando el conjunto de obras reunidas en el portafolio, o libro de artista, llamado “Jazz”, del inmenso Henry Matisse (1869-1954, Francia); el astro más brillante del “fauvismo”, el que permaneció durante toda su vida leal a los principios que le dieron inicio.

Es legendaria la noche de 1905, en la que un crítico de arte llegó al “Salón de Otoño”, que se efectuaba en París, y en uno de los salones donde se colgaban las obras de un grupo de innovadores artistas “profirió, con aviesa sorna, al ver un pequeño y clásico busto que aparecía entre las insólitas composiciones, y cromáticamente escandalosos cuadros : –“Donatello entre las fieras”. Desde ese momento se les bautizó como “fauves” (fieras o salvajes), a este particular grupo de expositores, que proclamaban la hegemonía del color como principio cardinal de la composición en el espacio creativo. El color, como materia prima no solo para la transformación formal de la obra artística, sino para el logro de la explosión cromática que se desparramaba por el lienzo, en donde la alteración de patrones representacionales comunes hasta ese momento, eran suplantados por disposiciones de colores llamativos, complementarios; en donde el cielo podía ser violáceo intenso, las paredes verdes y contrastantes, con una roja desnudez femenina. Seguir leyendo “Matisse: Engendrar la vida en las entrañas del color”