Franco y George W. Bush: La pintura, bálsamo para neurosis.

Por Carlos Sangiovanni.

La pasión por el lienzo pictórico ha encaprichado a dictadores, déspotas ilustrados, ministros y gobernantes belicistas. Adolf Hitler, Francisco Franco, Winston Churchill, y recientemente, George W. Bush (hijo), encontraron en la pintura el canal ideal para calmar sus tensiones, ahuyentar sus demonios y sustraerse, consciente o inconscientemente, del aguijón que espoleó a los idos e impele a Bush, a buscar en la tela del cuadro el bálsamo para sus neurosis. Seguir leyendo “Franco y George W. Bush: La pintura, bálsamo para neurosis.”